Casas en Mallorca: el retiro soñado

Casas en Mallorca: el retiro soñado

Mallorca es la más grande de las Islas Baleares con casi 3641 kilómetros de extensión. Constituye, igualmente, debido a su clima agradable y sus bonitos paisajes, un lugar ideal para retirarse, ya sea por vacaciones o por motivos de jubilación. Se puede optar por construirse una vivienda propia o bien escoger un chalé ya hecho o incluso un modesto apartamento. Al ser eminentemente turística, Mallorca permite elegir entre el más pleno centro urbano o bien un interior más rústico. Se puede comprar una antigua casa de labranza y reformarla íntegramente o hacerse con una parcela y realizar una construcción enteramente nueva.

Palma de Mallorca, la capital, resulta una ciudad realmente interesante, con una gran vida a nivel cultural y de ocio. No obstante, municipios como Manacor o Calviá todavía conservan todo el encanto tradicional. La sierra de Tramontana ofrece vistas espectaculares en el caso de que se prefiera un ambiente más pegado a la tierra. Algunas de las casas en Mallorca hasta cuentan con área privada de playa. Para disfrutar al máximo del paisaje y la naturaleza, nada mejor que un jardín y una piscina exterior rodeada de solárium con una pequeña área de barbacoa incorporada.

En este sentido, plantas bajas o dúplex y áticos con terrazas harán las delicias de los más exigentes. No obstante, un agradable apartamento en un complejo residencial con todo tipo de servicios copará las máximas expectativas de aquellos que simplemente deseen una vida relajada al lado del mar con todo a mano (tiendas, farmacias, médicos, etc.). Además, se debe tener en cuenta que tanto casas como pisos o parcelas en Mallorca resultan más baratas que en la Península, especialmente en comparación con las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Por muy poco, se puede tener una vida de prácticamente lujo.

Otra opción interesante es adquirir un terreno propio y construirse una casa pasiva, prefabricada o modular. Resulta especialmente económico, pero las principales comodidades se hallan igualmente aseguradas. Asimismo, se consigue una magnífica eficiencia energética y se puede optar por diseños vanguardistas o rústicos. En especial, cuando se llega a la jubilación, se debe pensar en vivir lo más agradablemente posible al mejor precio. Mallorca ofrece, precisamente, el relax necesario para disfrutar al máximo de este período de la vida. Muchos apartamentos vienen ya amueblados o bien se pueden traer los muebles de casa. Ha llegado la hora de que esa segunda residencia se convierta en la primera.

img

Lourdes

Publicaciones relacionadas:

Beneficios y ventajas de vivir en Mallorca

Esta isla del Mediterráneo se ha convertido durante los últimos años en el destino preferido de...

Continuar leyendo
por Lourdes

Casas rústicas en Mallorca: Disfruta el presente. Planifica el futuro.

Las Islas Baleares y, en particular, la isla de Mallorca ofrecen un entorno en perfecta armonía...

Continuar leyendo
por Lourdes
  • Blog

HomProperties: motivos por los que elegirnos

Elegir los servicios inmobiliarios que puedan adaptarse a las necesidades de cada caso es una tarea...

Continuar leyendo
por Lourdes

Unirse a la discusión