Venta de fincas rústicas en Mallorca: ¿cuáles son las mejores zonas para vivir?

Venta de fincas rústicas en Mallorca: ¿cuáles son las mejores zonas para vivir?

Baleares, con sus tres islas -Mallorca, Ibiza, Menorca- es un destino turístico muy apreciado en Europa. Si adquieres una finca rústica en Mallorca pertenecerás a este grupo de privilegiados que entra en una dimensión distinta de Mallorca, de sabor auténticamente mediterráneo donde los pequeños detalles cobran un valor inusitado y la simple experiencia de contemplar una puesta de sol, una charla con un marinero te concede una riqueza extraordinaria.

Hablamos de esos lugares mágicos que no aparecen en los paquetes turísticos. Otros, en cambio, gracias al boca a boca, ganaron protagonismo. Son las calas. Si bien hay épocas del año en que se pueden visitar tranquilamente. Otras que se ven desbordadas de gente. Hagamos un breve repaso a algunas de estos lugares que por sí solos ya merecen el viaje a Mallorca.

Calas de las que nunca querrás marcharte

La mayoría de estas calas son pequeños rincones a los que se llegan a través de rústicos senderos y se encuentran encajonados entre peñascos que les dan al espacio una imagen salvaje y arisca.

Cala Es Trenc

Situada al sur de Mallorca, cerca de la colonia de Sant Jordi, pertenece a la localidad de Campos y sus dunas, pinares y salinas la convierten en un lugar diferente. Maravilloso su mirador de aves.

Playa de Alcudia

Nos trasladamos al noreste de la isla de Mallorca. Tiene un pasado romano visible en sus ruinas y de indudable belleza. Es una belleza matizada y suave como el carácter de sus habitantes. Las aguas de este rincón son amables y de un azul prístino, ideal para las ensoñaciones. Alcudia es uno de los tesoros de la isla que hay que recorrer sin guías, dejándonos llevar por el aire fresco y el aroma salitroso de la costa.

Sa Calobra

Viajemos al oeste de Mallorca, a la Sierra de la Tramontana, donde un torrente desemboca en el Mediterráneo y forma la cala de Sa Calobra. Por lo tanto, un espacio salvaje, natural que ofrece en estado primitivo la belleza, sin filtros. Senderos agrestes, pinares, un espectáculo para los moradores de las ciudades. Y para quien ama los parajes solitarios. En la llamada costa norte hay varios destinos que no se pueden perder: Deia, el pueblo de los artistas y Valldemosa, donde Chopin y George Sand disfrutaron del amor apasionado.

Cala D’Or

En la parte suroriental, se encuentra Santanyí, pueblo de una belleza adusta y silenciosa. Con multitud de calas que salpican toda la costa de este municipio, de arena blanca y aguas cálidas y cristalinas, se ha convertido en un espacio ideal para dar relajantes paseos en barco. Una excelente idea para conocer la magia de esta isla es comprarte una finca rústica en Mallorca

img

Lourdes

Publicaciones relacionadas:

Beneficios y ventajas de vivir en Mallorca

Esta isla del Mediterráneo se ha convertido durante los últimos años en el destino preferido de...

Continuar leyendo
por Lourdes

Casas rústicas en Mallorca: Disfruta el presente. Planifica el futuro.

Las Islas Baleares y, en particular, la isla de Mallorca ofrecen un entorno en perfecta armonía...

Continuar leyendo
por Lourdes
  • Blog

HomProperties: motivos por los que elegirnos

Elegir los servicios inmobiliarios que puedan adaptarse a las necesidades de cada caso es una tarea...

Continuar leyendo
por Lourdes

Unirse a la discusión